A SEVILLA Y ¡OLE! IV (Sevilla la nui)

     El viaje a Sevilla desde Granada fue como las seda, Alex y yo no parabamos de reir, esa risa de alucinados, la frase que mas veces repetimos por aquellos intercomunicadores fue "Es increible…", si, mucho antes de que Bisbal la pusiese de moda. No podiamos creernos aun como se estaba desarrollando el fin de semana, ¿que mas se podia pedir?, ¿la luna?.
Teniamos prisa por llegar a Sevilla, por ver que nos deparaba aun el fin de semana, en algunas curvas de la zona de Aguadulce, la rueda de atras botaba,miraba el cuenta kilometros, joder 160, no se puede entrar en una curva, por muy de autovia que sea a esa velocidad, pero Alex no parecia darse ni cuenta, solo repetia "increible".
     LLegamos a Sevilla a eso de las cinco, las ciudades grandes me pierden aun hoy dia, asi que solo puedo deciros que Alex vivia cerca del Estadio "der" Betis, cerca para ser una gran ciudad claro. Paramos en su casa, me presento a su familia diciendo algo asi como "este es el abuelo canario, el que me cuida en el cuartel", no quise ni pensar que significaba aquello, supongo que se referia a que desde que entre en la oficina del cuartel, Alex no habia tenido ni una guardia, ni un servicio, y ni un arresto por escaquearse. La familia de Alex es sevillana autentica, genio y finura, me hicieron sentir como el tio que viene de America, ese que nunca vio nadie, pero que es de la familia.
Deberiamos haber descansado algo, viaje, Granada, chicas, chicas, chicas, estabamos  para el arrastre, eso si, con una sonrisa de oreja a oreja. Alex no dudo en contar lo acontecido durante la noche anterior a sus padres, a su hermana:
     – ¡Quillo, Abuelo, cuentales lo de las camareras!
Daba igual que yo me cortase, tampoco me daba tiempo a decir nada, el seguia con el relato como si nada.
Comimos algo y rapidamente salimos a la calle, Alex queria enseñarme su Sevilla, su gente, lo unico que dijo cuando salimos fue "esto….que volveremos por la mañana, que no os preocupeis".
     Me presento a sus amigos, a su tia Francisca, a sus compañeras de la tienda de botos (que entonces no sabia ni lo que era), a medio barrio, era sorprendente que muchos me trataban como si ya me conociesen de antes, estaba claro que Alex solo habia mencionado mi faceta de juerguista a juzgar por sus reacciones cuando era presentado.
     LLamamos a Pitufo y quedamos a las ocho en el barrio de Triana. Luego toco la llamada a la Casa de Alba, yo con ya unas cuantitas cervezas en el body, con un cansancio risueño, llamo a Paco desde una cabina, me contesta una voz que me hizo recordar al mayordomo de "el algodon no engaña"
     – Residencia de la Duquesa de Alba ¿digame?
No se ni como aguante la risa, dios, que protocolario, solo falto aquello de "soy el secretario de la Duquesa, ¿en que puedo ayudarle?"
     – ¡Hola! ¿Esta Paco?- Pero que burro, si hubiesen existido los Simpson seria Bart llamando al bar de Moe.
     – Perdone, ¿por quien pregunta?- El mayordomo de Tenn era imperturbable sin duda.
     – ¡Ah, si!, perdon, ¿Esta Francisco Rivera?
     – El Señor Rivera ha ido a una caceria a Cordoba, no tardara en volver, ¿quiere usted dejarle algun recado?
¿Señor? ¿caceria?, pero de que habla este tio.
     – Si, si no le importa, ¿podria decirle que el Alex, el Pitufo y el Abuelo Canario ya estamos aqui? Por favor, digale que llamaremos despues de cenar, a eso de las diez.
Muchas gracias.
 
     Pitufo y Alex me miraban partiendose de risa. Yo me encogi de hombros diciendo "¿y que quereis que diga?".
     Nos fuimos a cenar de tapeo, tomates verdes fritos, tortillas, y vino viene, y vino va.
Como comprendereis, 650 Km, una noche en Granada y una mañanita en Sierra Nevada, mas alcohol, mucho alcohol hacen que aun hoy dia tenga algunas lagunas de lo que sucedio a partir de la cena pero, basicamente creo recordar casi todo.
 
     A eso de las once de la noche, ya eramos otra vez un cuarteto, Paco se unio a nosotros en un bar muy famoso ¿de la calle Sierpes?, no me acuerdo bien, se que era un bar muy clasico, que frecuentaban gente como los cantores de hispalis y gente asi.
Paco llego un poco desanimado, su chica (la duquesita) por la que estaba totalmente loco, no se habia tomado demasiado bien que para un par de dias que tenia de permiso se fuese de juerga con 3 piraos. Pero el vinito y el ambiente hicieron que se olvidase pronto de todo. Podiamos haber ido a sitios muy chics, pero era lo ultimo que queria Paco, asi que inflados de vino, nos dirigimos a una discoteca cerca de la casa de Alex.
Pitufo y yo en la moto, los otros dos en taxi, no debi dejar conducir a Pitufo, todo un campeon de 125cc si, pero con un nivel de vino en sangre equivalente a que la ultima cena la hubiesen celebrado 500 apostoles en lugar de 12. No paso nada, alguna patinada, algun derrape, y una llegada espectacular  a la puerta de la Disco, de esas como diciendo "que hemos llegado, atentas chicas". Alex y Paco ya nos esperaban en la puerta ¿por donde diablos me habia llevado Pitufo?, vete tu a saber.
 
     La Discoteca tenia una parte exterior como una especie de jardin, desde dentro sonaba el tipico chunda-chunda criminal, para ser pleno invierno, aquella discoteca estaba llena a rebosar, genial para Paco que pasaria mas o menos desapercibido, o eso creia el jajaja. Nos conjuramos antes de entrar, sin decir palabra, con esa mirada de complices que viene a significar "¡A por ellas! que Dios reparta suertes".
     Dentro del local no cogia un alfiler, habia chicas en tarimas, chicos sudorosos, musica estridente y una barra que parecia estar a mil kilometros de distancia. A empujar tocaba. Cuando llegamos a la barra ya teniamos el mismo brillo sudoroso que todo el mundo. Era la hora del ron, de los chupitos de bourbon, del desmadre total. Ya no podiamos decirnos nada, ni al oido, chunda-chunda era lo unico que eras capaz de oir, pero el mundo de los gestos tambien es rico en palabras.
No habiamos terminado aun la primera copa cuando a mi lado, dos chicas, morenas, con unos ojos negros brillantes como la noche, cuchicheaban algo, estaba claro, Paco acababa de ser descubierto, la risita de ellas y su nerviosismo las delataban. Y alli va el Pirata, ni corto ni perezoso, con un chupito de bourbon en una mano y un ron con limon en la otra:
     – ¿Quereis conocer a Paco? Pero solo sois dos, nosotros cuatro. ¿no teneis un par de amigas por ahi?- Muy fino tio, muy fino.
¿un par de amigas? ja, a los dos minutos nos rodeaban mas de diez chicas, besos para todos, Paco era el plato principal del menu estaba claro, pero que coño, con semejante poderio sevillano femenino, a ninguno nos importo ser segundo plato, o tercero, personalmente yo queria ser postre. Paco no iba a poder con todas, alli estabamos los otros tres para aprovechar los restos de la batalla.
     Una chica alta, morena, un poco agitanada, como sacada de un cuadro de Julio Romero salio del tifon en que se habian convertido los dos metros cuadrados alrededor de Paco y me dijo al oido:
     – ¿Sabes que tienes unos ojos preciosos?
En principio pense que estaba hablando de Paco, pero no, se referia a los mios, seria la luz azul. Me dijo varias cosas al oido y ninguna referida al torero, me animo, y mucho, ¿tal vez demasiado? A su tercera frase ya la tenia cogida de la cintura, no habia llegado a la quinta cuando ya la miraba a los ojos desde muy cerquita, ni la septima y ya no podia decirme nada mas, ya habia cerrado sus labios con los mios.
     Al personal masculino de la disco aquello no debia estar haciendole mucha gracia, y estoy seguro de que, de no ser porque Alex destila buen humor y porque alguno debio reconocer tambien a Paco, hubiesemos salido de alli apaleados.
     A partir de ahi, todo es un poco confuso, dos camareras comenzaron a poner chupitos y cubatas como si fuese la despedida de soltero de alguien. Se nos sumaban chicas en oleadas, todas a por Paco, pero Alex y Pitufo ya estaban tambien acercandose a lo que la marea iba dejando.
     Yo por mi parte, se como acabe la noche, tambien se como la acabo algun otro, pero lo siento, no soy Ana Rosa Quintana, ni el presentador del "Tomate", asi que ciertas cosas iran conmigo a la tumba. Todo fue muy divertido, con mucho salero, muy sevillano.
     Me desperte en las 3000 viviendas, como lo ois, no sabia donde estaba mi moto, no recordaba haberla llevado, y por suerte a mediodia descubri que Pitufo me quito las llaves y la aprovecho. Aquella morena me acompaño dando un paseo, largo de la leche, acabamos en el Parque de Maria Luisa desayunando, a mediodia comiamos en un bar-kiosko de la Plaza de España. Y como dice la cancion "SEVILLA TIENE UN COLOR ESPECIAL".
 
     Para Alex, Paco y Pitufo.
     Guapo, torero y motero.
     Aun corrimos algunas aventuras mas, pero eso, eso………sera otra historia jeje.     
        

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a A SEVILLA Y ¡OLE! IV (Sevilla la nui)

  1. Victoria dijo:

    Por finnnn!!!!
    Ufff… Ra… pensé que nunca llegabas a Sevilla y te ibas a quedar en Grana pasando frío.
    Anda que no ta costao killo, pero me a gustado las anécdotas del abueloo jajá jajá.
    Aunque me quede sin uñas.
    Un besin de…Brujilla

  2. LA BRUJA MARUJA dijo:

    Esta claro que viniste a tierra a escuchar misa, jajajajajajaja, por cierto, solo pasaste una noche???,, vaya por dios, lo que te has perdido, jajajajajajaj
     
    Un axuxon

  3. CArmen CAmpos dijo:

    Es que los andaluces tenemos arte para tó, verdad???
    Un saludo desde una amiga cibernáutica, y deseos de que sea esta semana para ti sea linda para seguir viviendola, aunque sea en Almeria ya que toda nuestra Andalucia tiene un olor y color especial.
    Un besito.
    La Dama del Sur

  4. j dijo:

    Muy buenas noches pirata. Muchas gracias por tu paso por la posada, bienvenido seas. Me alegro de tu paso por nuestro espacio espero que sigas visitandonos , y ke pronto puedas escucharnos. Muchos besos y abrazos desde la posada de los piratas. Un saludo.
     
    Sigue navegando con nosotros.
     
     
    Y que tengas una estupenda semana.

  5. j dijo:

    Bueno aki vengo de nuevo para darte la informacion ke pedias. Solo tienes ke añadir a tu messenger la siguiente direccion. laposadalospiratas.radio@hotmail.com el dj ke este te agregara, y solo tienes ke hablar con el ke este, y pedirle la cancion ke kieras si no la tiene puedes pasarsela y dedicarla a kien kieras. El enlaze de la radio pideselo al dj ke en ese momento este. Y si se keda pillada o se deja de oir, con volver a reiniciar el reproductor asunto resuelto. Espero que te haya despejado toda duda. Y ke nos escuches muy pronto, y puedas dedicar a tu gusto. Muchos besos y abrazos desde la posada de los piratas.
     
    Sigue navegando con nosotros.

  6. Rosi dijo:

    Hola!!!!!
    Bueno, bueno….menuda movida…jajajaj, lo que no os pase a ustedes….
    Me alegro que tengas un bonito recuerdo de Sevilla, y si, como tu dice….Sevilla tiene un color especial….
    Siento haber tardado un poco en entrar, pero ahora estoy de lo mas liadilla y voy contestando y entrando a los espacios mas de tarde en tarde
    Oye, no se nada de si ya por fin te agregastes a la posada o que…, si tienes alguna duda ya sabes…pero creo que te lo han explicado genial por lo que veo
    Pues nada, te mando muchos besitos desde Sevilla, estamos en contacto
    Muackkkk

  7. usuario de renfe dijo:

    necesitamos ayuda para mejorar el transporte publico de la privinciahttp://antesentaxiqueconrenfe.spaces.live.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s