CON LA IGLESIA (de Las Salinas) HEMOS TOPAO

 

     Así reza el dicho, claro que de seguir así eso va a durar poco, la Iglesia de Las Salinas se cae a pedazos y a nadie parece importarle. El Obispado de Almería se batió en duelo por asegurarse de que le pertenecía, y una vez conseguido, ahora resulta que “no tiene dinero” para rehabilitarla. ¿Que la Iglesia no tiene dinero? ¿Qué pasa? ¿Se lo han gastado todo en campañas antiaborto y anticondones?.

Las administraciones hacen como si no fuese cosa suya, el Ayuntamiento de Almería, La Junta de Andalucía, etc, están demasiado ocupados en “obras faraónicas” como Palacios de Congresos , Soterramientos y demás historias que manejan cientos de millones de euros, que más da que se caiga a trozos, que veamos como se va desangrando piedra a piedra la Iglesia de Las Salinas. Luego están los que si en lugar de un símbolo del Parque, fuese un flamenco cojo, ya llevarían tiempo denunciando, pero claro, la Iglesia de las Salinas no creció como un matorral ecólogico, se hizo a base del sudor de los trabajadores de la Unión Salinera.

Pues muy bien señores, sepan, que la Iglesia de Las Salinas es probablemente el monumento más emblemático del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, ¿Alguien se imagina entrar en esos kilómetros y kilómetros de playa sin ver esa aguja blanca de espuma de mar que es la entrada a unas montañas volcánicas que son el Parque en su expresión más natural? Hasta los flamencos, sus vecinos naturales, se sonrosan de vergüenza ajena cada vez que sobrevuelan junto a este edificio patrimonio cultural de nuestro Parque.

Cada trocito de piedra que cae, cada nueva grieta, equivale a un corte sangrante en el alma de cualquier Cabogatero. Ya ha caído su cruz, mientras los que amamos el Parque aguantamos la cruz de unas administraciones que miran hacia otro lado. Finalmente, cuando la Iglesia de Las Salinas sean un montón de escombros, pondremos una lápida que diga “Entre todos la mataron y ella sola se murió”

Ya esta bien de que a las distintas administraciones se les llene la boca diciendo que el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es un espacio protegido, tenemos la misma protección que una mujer en manos de su maltratador. Como cabogatero y portavoz de Desalysol, me veo en la obligación de intentar movilizaros a todos los que quereis este Parque Natural, aunque para ello sea necesario tomar medidas tan drásticas como que este proximo verano os encontreis que no podeis entrar en esos kilometros y kilometros de playa virgen porque un cartel os anuncia… “O ARREGLAN LA IGLESIA DE LAS SALINAS, O EN ESTAS PLAYAS NO ENTRA…NI DIOS”.

Un atento saludo.

Cristobal Garcia. Desalysol Cabo de Gata.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s